Scroll Top

Optimizando tu Cadena de Suministro: estrategias para empresas

Si se hace bien, la optimización de la cadena de suministro puede crear una ventaja competitiva para tu negocio. Los beneficios de la optimización de la cadena de suministro son el aumento de la eficiencia, la reducción de costes y la mejora del rendimiento general de la empresa. 

Una cadena de suministro más ágil también se traduce en compradores más satisfechos y en mayores ingresos gracias a la inversión en la experiencia del cliente.

 

¿Por qué optimizar la cadena de suministro? 

La optimización de la cadena de suministro es el proceso de perfeccionar tu cadena de suministro para que funcione de forma óptima. Esto significa encontrar formas de alinear mejor tus operaciones, inventario, compras y distribución.

La adecuada gestión para optimizar la cadena de suministro es una meta que las empresas persiguen, pero que no todas consiguen. Esto ocurre porque los recursos y estrategias suelen dirigirse hacia objetivos inmediatos y con efectos de corto plazo. 

A diferencia de este tipo de administración empresarial, la optimización logística requiere una planeación más cuidadosa que incluya, de ser necesario, el cambio de sistemas y protocolos que ayuden a conseguir metas mayores.

 

¿Qué es la optimización de la cadena de suministro?

La optimización de la cadena de suministro consiste en ajustar ciertas operaciones que ocurren al desarrollarse los pasos de una cadena de suministro, de manera que se consiga un máximo de eficiencia.

El objetivo es proporcionar a los clientes los productos al costo total más bajo posible y al mismo tiempo conservar los márgenes de beneficio más altos. 

 

Cómo se mide la cadena de suministro

Al gestionar la cadena de suministro es posible conseguir y maximizar la eficiencia en las operaciones, por lo que se trata de uno de los aspectos más relevantes de la logística involucrada en los procesos industriales y comerciales de cualquier compañía.

Para lograr la optimización, los índices de evaluación se basan en indicadores de rendimiento que son clave en la gestión, incluyendo los gastos operativos generales y los rendimientos del inventario de la empresa. 

Los objetivos particulares se alcanzan al equilibrar los costos incurridos en:

  • la fabricación, 
  • el manejo del inventario, 
  • el transporte 
  • y el cumplimiento de las expectativas del cliente.

 

10 consejos para optimizar el proceso de la cadena de suministro

Si has decidido dar el paso y estudiar cómo gestionar mejor tu cadena de suministro, hay algunas medidas que puedes tomar. He aquí algunas formas de optimizar tu red de cadena de suministro:

 

1. Externalizar actividades empresariales

Si quieres optimizar tu negocio, es posible que tengas que considerar la posibilidad de externalizar ciertos aspectos del mismo. La externalización de aspectos como la adquisición, la logística o incluso el servicio de atención al cliente puede beneficiar a tu empresa orientarla al éxito.

 

2. Establecer la comunicación entre proveedores y minoristas

Éste es quizá el aspecto más importante de la optimización de la cadena de suministro, ya que cuando existe una buena comunicación entre el minorista y el proveedor o fabricante se garantiza el cumplimiento puntual de la demanda y se evita cualquier confusión. Si tienes más de un proveedor para el mismo tipo de artículo o materia prima, esto es aún más importante, ya que tendrás que establecer una buena comunicación con cada uno de ellos.

 

3. Utilizar la tecnología 

Para los minoristas, emplear vías tecnológicas resulta esencial para propósitos de marketing y venta directa, así como para obtener información sobre sus públicos. Al mismo tiempo, las redes sociales permiten a minoristas y clientes conocer las tendencias de los productos y marcas que siguen, estableciendo una relación proactiva y de confianza. Y finalmente, los minoristas pueden aprovechar estas plataformas para ofrecer descuentos y servicios basados en la actitud de compra.

 

4. Utilizar software de gestión centralizada

Optimizar el proceso de la cadena de suministro requiere que todas las facetas de una empresa trabajen cohesionadas, como una sola unidad. Existen muchos softwares de gestión que integran los distintos departamentos de una empresa para que trabajen eficazmente entre sí.

Por ejemplo, al aplicar programas informáticos se puede lograr que los sistemas de ventas, inventario y finanzas trabajen juntos. Estos softwares pueden hacer que los datos relevantes estén disponibles en una base de datos centralizada a la que todos los sistemas tengan acceso, lo que permite agilizar los procesos empresariales.

 

5. Utilizar un enfoque multicanal para la oferta y la demanda

Utiliza un enfoque multicanal para construir una cadena de suministro con capacidad de respuesta. La gestión del inventario es un paso clave en la satisfacción de las demandas de los consumidores y dichas demandas deben comunicarse a los proveedores con rapidez y eficacia. Además, un enfoque multicanal le ayudará a planificar con antelación su negocio y le ayudará a prever tendencias.

 

6. Garantizar productos de alta calidad

Optimizar tu cadena de suministro también significa obtener productos de mayor calidad a precios asequibles. Para ello, debes conocer las fortalezas y limitaciones de tu fabricante o proveedor.  Compara precios hasta que encuentres uno que se adapte a las necesidades de tu empresa. Crea una propuesta y solicita presupuestos e información a unos cuantos posibles proveedores o fabricantes hasta que encuentres al adecuado.

 

7. Planificar con antelación

La planificación es crucial para la puntualidad en el cumplimiento de los pedidos: te ayudará a evitar todo tipo de problemas con tu cadena logística. El cumplimiento urgente de los pedidos no significa que tengas que pagar más por los envíos o las entregas aéreas. Actúa con antelación para garantizar una gestión del inventario y un cumplimiento de los pedidos adecuados.

 

8. Conoce las demandas de tus clientes

Saber lo que quieren tus clientes (y cuándo lo quieren) te permite juzgar las tendencias futuras y mantener tus existencias en niveles adecuados. Analiza tus datos de ventas para determinar las demandas y tendencias futuras y comunícalas a tus proveedores. Esto te ayudará en la gestión de tu inventario.

 

9. Usa herramientas de análisis

Existen muchas herramientas que te ayudarán a analizar los datos de que dispongas para comprender mejor tu mercado y a tus clientes. Es muy importante saber qué quieren tus clientes, cómo compran y qué temporadas son buenas para tus ventas. Asegúrate de que estás analizando tus datos correctamente antes de tomar decisiones comerciales fundamentales.

 

10. Negociar y renegociar

Es muy importante negociar con tus proveedores para conseguir las mejores tarifas posibles. Pero no olvides que puedes volver a renegociar siempre que sea oportuno. La reducción de costes es el objetivo principal del proceso de optimización, por lo que debes aprovechar cualquier oportunidad para hacerlo. Recuerda: si puedes reducir el coste de tu inventario, podrás mejorar tus márgenes de beneficio.