Scroll Top

Logística Verde: tendencias de sostenibilidad en el transporte

Cada vez más empresas se suman a la tendencia de sostenibilidad en el transporte, una medida más que necesaria para minimizar el impacto ambiental que ocurre con las operaciones logísticas y de distribución, sobre todo considerando que el transporte de mercancías genera alrededor del 10% de las emisiones mundiales y el 75% de dichas emisiones provienen del tráfico de unidades. 

 

¿Qué es la logística verde? 

La logística verde busca reducir, lo máximo posible, los efectos adversos que tienen los procesos logísticos en el planeta. Y es que, a pesar de tratarse de un proceso indispensable para la comercialización, al mismo tiempo repercute en el entorno.

En suma, la logística verde tiene como eje central el uso de tecnologías limpias, la eficiencia energética y la reducción de emisiones. A diferencia de la logística tradicional, ésta se enfoca en operaciones sustentables que reduzcan la huella de carbono.

 

¿Por qué aplicar la logística verde?

La logística verde tiene como propósito operar de una forma más eficaz, reduciendo las emisiones contaminantes y logrando una mayor eficiencia en el departamento de logística.

Por ello, el objetivo de disminuir la contaminación va de la mano con un uso más eficiente de los recursos y un incremento en la sostenibilidad de la cadena de suministro. Esta reducción de emisiones implica modificar los procesos de la cadena logística.

 

Aspectos que atiende la logística verde

Al implementar políticas de logística verde para gestionar la cadena de suministro, en especial cuando se toman en cuenta las relaciones internacionales y la globalización que intervienen en las actividades de comercio exterior, deben tomar en cuenta los siguientes aspectos:

 

  1. Transporte. Para reducir las emisiones de dióxido de carbono es necesario optimizar las rutas, disminuir el número de viajes o sustituir los vehículos más contaminantes por flotas híbridas o eléctricas.
  2. Distribución. Además de las propias unidades y sus movimientos, debe contemplarse la planeación de rutas alternativas para los envíos de carga y paquetería, así como replantear horarios con menor tráfico. 
  3. Almacenaje. Las bodegas optimizadas y centros de distribución localizados en sitios estratégicos harán que se movilice más rápida y eficientemente la carga.

 

Objetivos de la logística verde

  1. Reducir la huella de carbono. Calcular el impacto de las operaciones logísticas y tomar acciones para mejorar los resultados en cuanto a sostenibilidad.
  2. Disminuir la contaminación. Principalmente en cuanto al transporte de mercancía y las consecuentes emisiones de CO2, uno de los más dañinos GEI (gases de efecto invernadero).
  3. Optimizar la cadena de suministro. Implementar estrategias para rediseñar las formas de empaque y embalaje, utilizando materias primas más amigables como los pallets de cartón en lugar de manera, así como un trazado más inteligente de las rutas de transporte.

 

Ventajas de la logística verde

Los principales beneficios de aplica la logística verde son: 

 

  1. Reducción de costos. Las prácticas de logística sostenible reducen los costos a largo plazo en el transporte, distribución y almacenaje 
  2. Mayor eficiencia. Al adoptar nuevas tecnologías, se facilitan los trabajos operativos de la cadena de suministro.
  3. Fortalecimiento del branding. La reputación de marca se beneficia con acciones sostenibles, en especial al acompañarse de otras iniciativas de Responsabilidad Social. 

 

Recomendaciones para una cadena de suministro sostenible

Algunas estrategias que se pueden implementar para lograr la sustentabilidad de la cadena de suministro son:

 

  1. Mejorar las redes de transporte

El primer paso para la exitosa aplicación de una política de logística sostenible es examinar la red de transporte para hacer más eficiente la forma de consolidar los envíos .

 

  1. Optimización de viajes

La meta es lograr un menor número de viajes y de vehículos. Esto se consigue optimizando la carga y ampliando la capacidad de ocupación promedio de las unidades.

 

  1. Almacén más eficiente

Una correcta gestión de almacenes permite el uso más eficiente de los espacios, procesos automatizados a través de softwares especiales, reducción del consumo de energía, entre otros resultados beneficiosos. Una buena idea es emplear almacenes verticales, además de optar por materiales reciclables. 

 

  1. Logística inversa inteligente

Cuando ocurren devoluciones, en muchos casos es posible el arreglo y readaptación de los productos para volver a colocarlos en el mercado, de manera que no haya desperdicio de materiales, propiciando de esta manera tanto ventajas económicas como ambientales. 

 

  1. Suministros racionales

Los Cedis (Centros de Distribución) usan constantemente contenedores y pallets, lo mismo para el almacenaje que para los procesos de carga y descarga, mismos que se pueden utilizar racionalmente cuando se reciclan los embalajes y cajas, ampliando el tiempo de su vida útil.